8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

domingo, abril 03, 2005

Dios Salve a la Reina

(Si no he escrito antes ha sido porque estaba paladeandolo todavía. Mil disculpas.)

Y el viernes fue EL concierto. Y el viernes estaba allí. Y Alex, Erika y Jorge. Y otras 8000 personas. Y Brian May, Roger Taylor, Paul Rodgers, una segunda guitarra, un teclista y un bajo.

Y surgió la magia.

La cosa empezó bien. Bien jodida, por supuesto. O sea, te venden entradas donde pone claramente <<21:30>> Bueno, pues a las ocho menos diez había una cola del quince. Una cola de 8000 personas, más bien. Y vete entrando. Y una vez que has entrado, en la pista, buscate un sitio cerca del escenario. Pero una vez en dentro te encuentras que todo el mundo ha tenido la misma idea que tú. Y te quedas a eso de 30 metros, con dos maromo de metro noventa delante de tí.

Y suena un poco de música ambiente. Y de repente suena un aviso de que Paul Rodgers ha tenido problemas de pulmones y que EXIGE que la gente no fume y que es bastante estricto en este sentido.

O_o

Pues empezamos bien. Y sigue sonando la música ambiente. Y cuando dan las diez menos cinco (<<21:55>>) se bajan las luces, todo el mundo silba y aplaude y te clavan.....

Loose Yourself de Eminem.

O_o

A todo trapo.

A mi Eminem no me disgusta, pero coño vengo a ver Queen, no a escuchar rap. Es como si pretendes ir a Viena, al concierto de Año Nuevo y te tocan el Requiem de Mozart. Pues no. Pues no.

Y entoces se escucha una voz cantando algo (no reconocí el tema, sorry) y sale el Paul Rodgers este. Y todo el mundo aplaudiendo. Y en estas que sale Brian May, pega un acorde de 5 segundos.....cae el telón y.......Tie Your Mother Down. Que gran canción para empezar un concierto. Un escenario enorme, con plataforma adelantada y un juego de iluminación espectacular.

Bueno, de lo malo, malo, Paul Rodgers no es el ANTICRISTO como lo pintaban algunos. No es Freddie (cosa imposible) pero tampoco lo hace tan mal. Y en el repertorio no había canciones de voz como puede ser Who wants to live forever, asi que por ese lado no hay quejas.

Y siguieron con I want to break free (con todo el mundo cantandola en vez de Paul), alguna canción del hombre este, Fat bottomed girls(enorme), Crazy little thing called love(muy bien tocada) y despues de esto llegó la parte más calmadita del concierto, con canciones en la plataforma a cargo de uno o dos músicos.

Empezó Paul con una canción propia con su guitarra y la percusión al bongo a cargo de Roger Taylor. Sin más. Pero lo gordo fue cuando Brian May se sentó en el mismo lugar y cascó (según él, fuera de programa) 39 con TODO el palacio berreandolo. Una vez acabado esto, tras tres o cuatro minutos de aplausos y "BRIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIAN, BRIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIAN", va el rizos y suelta: "All we know how important was Queen in our lives, but we don't have any idea of how important is Queen in yours. Thanks"

Y el palacio se cayó abajo. Y el tio aporvechando la coyuntura suelta:"This one is for Freddie" Blanco y en botella....Love of my life.

Y en estas sale Paul y empiezan una versión acústica de Hammer to fall...

...pero resulta que a Erika le dió un chungo. Nada serio, tranquilos, pero entre que sales de la gente, buscas un sitio tranquilo, buscas a alguien de la organización, alguien de la cruz roja para que le atiendan....pues perdimos unas cuantas canciones.

Pero de todos modos, cuando el tema se solucionó pudimos seguir disfrutando. Todas las habituales de Queen. Mención especial a la primera vez que escucho I want it All en directo. Y mira que he escuchado directos....

Pero bueno, todo lo excelso tiene un final. Brian se salió en su clásico solo de 10 minutos, Roger Taylor cantó tres temas (I'm in love with my car, These are the days of our lives y The show must go on con ayuda de Paul), tocaron Bohemian Rapsody (con Freddie cantando por detrás en imagenes del Live at Bowl), It's a kind of magic, Allright now! de Paul, Radio Ga-ga y We are the champions. Y el himno inglés, como no.

Y todo el mundo para casa. 2 horas. No 1:59 ni 2:01. 2 horas justas de concierto.

Y es que a estas cosas no me importa ir. 40 euros por ver a un gran grupo. Alguien dirá que son viejos y que ya no saben tocar nuevas canciones. Si, pero da lo mismo. Prefiero un concierto en directo de alguien como estos (Rolling, AC/DC,...) porque los tios no saben hacer otra cosa y que cojones, se lo pasan en grande, a una jodida mierda (hermano) de Operación Triunfo, donde sobrará talento, pero no hay mercado.

Más cosas. Me han preguntado que qué sentí. Pues hay una canción que me encanta. Esperaba que la tocasen. Y la tocaron. Y mientras la berreaba (porque me la sé y me gusta), lloré. Eso es lo que sentí. Que sepas que alguien, en algún momento de su vida, pudo sentir algo parecido y tuvo el talento, la suerte y la oportunidad de ponerlo en una canción. Canción que siempre podrás volver a escuchar y cantar. Y ESA canción en especial (no, no voy a decir cual) me ha marcado. Y escucharme a mí cantarla, con Roger Taylor marcando el ritmo y Brian May a la guitarra.... esa sensación no tiene palabras.

P.D.: Suena -qué menos- No one but you. God save the Queen.
Thank you, beautiful people. We love ya'