8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

miércoles, mayo 25, 2005

Calor Insano

Vale, reconozco que el frío no me gusta. Pero si tengo que elegir entre frío extremo o calor extremo me quedo con el frío. Siempre podré ponerme más ropa. Pero lo que no soporto es el calor. Y menos este: Húmedo, pegajoso y extremo. Combatible solo a base de cococolas (ver más abajo) y duchas frías. Y acabo de llegar a Deli sudando cual gorrino y con un sueño del horror -opcion cafeína invalida-, pues toca jorobarse y esperar a que en el despacho pongamos ducha (ojalá).

Y mira que llevo mal karma. La cafeína empieza a no afectarme todo lo que debiera y ya empiezo a tener los sintomas de adicción. O por lo menos los síntomas que en los que yo me reconozco que debo empezar a dejar de tomar cocacolas. Principalmente, el sabor. ¿Porqué? Pues porque la cocacola es dulce. Todo el mundo de acuerdo, ¿no? Pues yo, si me tomo dos cafés diarios (findes incluidos) más una cocacola todos los laborables.... esa cocacola llega un punto en el que ya no me sabe dulce. Me amarga. Y es la señal unívoca de que debo bajar el pistón.

La cosa es que tengo sueño. Pero sueño de descansar. Pero con estas temperaturas no duermo y si escucho un ruidito me desvelo hasta que, agotado otra vez, vuelvo a dormirme. Y generalmente, esta segunda cabezada me dura hasta las 5 y algo, casualidad, hora en la que mi hermano se levanta. ¿Y que ocurre? Que ya no duermo. Y estoy el resto del día en modo zombi. Con pocas ganas de nada.

Y ayer tuve que formatear el ordenador por segunda vez en tres semanas. Mala suerte. Tuve un despiste dejando al resto de los usuarios con permisos de administrador, y un puto spyware lo aprovechó mientras algún otro usuario (no sé quien, peor me lo imagino) estaba navegando por ahí. En fin. Si el pc me dura menos de 30 días, le meto linux y que se pongan mis hermanos como quieran. Amenazo.

En finch. Una cosa más fuera de lugar en este mi-vuestro blog pero dentro de la sociedad a la que todos pertenecemos. Leo en el blog de Javier Armentia el maravilloso anuncio comercial en el País pagado por una asociación de padres. La duda que me corroe es saber si a mi me dejarían poner algo similar acerca del software libre. En fin, ejercicio de futilidad. Nunca voy a tener tanta pasta como la que puede aportar la jerarquia eclesiastica... >8/

Sean buen@s...

P.D.: Suenan timbres de teléfonos y las voces de Abaiuta & Josuka rellenando papeleo.