8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

viernes, octubre 28, 2005

Billar

Bueno, voy a dejar un poco aparte mi ira (que no mejora, no) para hablar de una afición sobre la que llevaba tiempo preparando un post, pero que por una circunstancia u otra he ido postergando...

En fin, que como ya os conté con lo de mi afición al baloncesto, me gustan más los deportes de habilidad, más de focalizar la jugada y realizarla que al hecho de realizarla porque sí a lo bruto. Y, como el 70% de la juventud de mi entorno, he crecido con una sala de juegos donde el billar americano fue pasando de "esa mesa donde dejar los abrigos" a "lugar donde demostrar que se es hábil".

Ese fue el inicio. Me gustaba y punto. Pero mi tercer año de universidad supuso un paso adelante en la "afición". Debido a diferentes motivos que no vienen al caso (8P) Txamu, Usoa y yo íbamos a tomar café a un bar cercano a la uni donde había cinco mesas. Y lo que empezó como una partida circunstancial, pronto se convirtió en una costumbre.

Y así seguí jugando partidas contra Txamu... hasta que nos dedicamos al parchís. Más tarde (un año o así) pude volver a recuperar la costumbre practicando bastantes miercoles contra Ufo y Vane... De hecho, mis mejores partidas son de aquella época. Y mis mejores registros tambien. (Mi récord 5 bolas embocadas seguidas sin que tire el rival, por ejemplo)

Y de ahí viene mi afición. No juego mucho últimamente (falta de tiempo, local con billar y/o rivales) pero cada vez que tengo oportunidad, intento disfrutarlo. Y al igual que con el baloncesto, estoy en un punto que ganar o perder es secundario (y ojo, no me gusta perder ni a la brisca).

Lo que de verdad me importa es que por un período de tiempo, mis límites se reducen a un tapete verde, cuatro bandas, seis agujeros, dieciseis bolas y un taco. Y tiza. Y me relajo. Ya no cuenta lo bien o mal que te vaya la vida, lo cabreado que estés. Si estás alterado, fallas. Y es mejor dejar aparte todo. En cuanto entre la bola 8, todo volverá a ser como antes. Pero es un tiempo que has estado desconectado. Y relajado.

Mis recomendaciones: Un taco que te llegue a la altura de los ojos apoyando su parte más ancha en el suelo, que dicho taco sea lo más recto posible (he visto verdaderos ganchos de carnicería), tiza (siempre) y local amplio, que las paredes no estorben el recorrido del taco. Como buen sitio, un local de billares en el que estuve con Txamu en mi última visita a Vitoria y como malo, los billares que tienen en el Bowling de Artea, que no es que tengan caída.... es que ya directamente están sobre un plano inclinado...

Mira, me estan entrando ganas de ver "The Color of the Money"....

P.D.: Suena 100 gaviotas, versioneado por varios en el disco homenaje a Duncan Dhu.

P.D.: No podría ser de otra manera. El "We are the champions" que berreó Fernando Alonso al ganar en Shangai se ha convertido en un himno en Renault, y para celebrarlo, en el banco de pruebas de Virý no han tenido otra ocurrencia que hacer que el motor V10 Rs25 lo cante también. Y han conseguido algo bastante identificable. Y claro, como buen fan de Queen y de la F1, ha sido escucharlo y compartirlo. El archivo aquí. La noticia en este otro aquí. Están locos estos franceses....