8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

lunes, octubre 24, 2005

Cajón Desastre

Pues nada, que no he escrito nada en todo el finde porque no sabía que contar. Han sido cositas muy pequeñas que no daban para un post entero, y que al final he reunido para hacer este. A saber:

- Pique de baloncesto el sábado: Donde nos sacudimos a gusto, porque mira que llevábamos tiempo sin estar... entre que si resacas varias, lluvias y demás compromisos.... hacía cosa de mes largo que Txistu y yo no nos veíamos. Y la cosa estuvo bien calentita.... Jo que leches nos dimos....

- Finde peliculero por excelencia. Entre una cosa y otra, han caido Fist of The North Star, Constantine, Cursed (mira, de esa igual hago crítica si no tengo un día muy inspirado....) y The League of Extraordinary Gentlemen.... que ha sido, con mucho (pero mucho y con diferencia) la peor pelicula del fin de semana. Si Julio Verne viese en qué han convertido al capitán Nemo, se volvia a la tumba. No por el comic de Alan Moore, sino por la visión de Jolibú....

-"Es una emoción grandísima poder veros aquí. Sé que hay gente de más lugares que Asturias. Sólo puedo dar las gracias a toda la afición por haberme apoyado.(...) Os he sentido en cada carrera. He visto banderas de España y de Asturias en todas las partes del mundo. Nunca me he sentido solo, en ningún momento. Sé que había gente contando los segundos de cada repostaje en boxes, esquivando a Ralf Schumacher, el de siempre, aficionados que me apoyaban en los circuitos con sus banderas y trasladaba el cariño de las personas que estaban en sus casas(...)Resultaría fácil considerar la Fórmula 1 como algo absurdo. Veinte pilotos a 300 por hora por llegar el primero, y por cuatro continentes, pero existen personas como yo que para definirse a sí mismas necesitan conocer los límites de su resistencia y de sus posibilidades. Puede que soportar dos horas a 370 por hora sólo sea posible sabiendo que no estás solo. No lo he estado. Este año hemos saboreado ser campeones del mundo todos los asturianos, todos los españoles. Todo el mundo conoce Oviedo y a vosotros se os conoce como la marea azul de los circuitos. El día que cambie de equipo vosotros no cambiéis los colores, seguir siendo la marea azul. (...)Debo inclinarme ante vosotros y pediros que nunca me dejéis solo, por favor" Grande Alonso. Mejor resumen no podría hacerse. No cambies, chaval, aunque vengan mal dadas, que los que saben (yo solo conozco) siempre recordarán que, por lo menos, hubo un año en el que se demostró que no hay que tener un coche rojo, ni ser británico ni apellidarse Schumacher para ganar un mundial...

Ale, me piro que he quedado con los de Barakaldo para estar un rato de agradable charleta...

P.D.: Suena Nick Dale & The Deltones, Misirlou, opening theme for Pulp Fiction.