8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

jueves, noviembre 03, 2005

Una de Cine: La Leyenda del Zorro

(Nota: Últimamente estoy yendo a mogollón de peliculas de palomitas, pero es que mi cerebro no da para más. Ahora mismo me estrenan Matrix -por poner una- y me da un derrame cerebral.)

Pues última entrega de las aventuras del justiciero californiano encarnado de nuevo por Antonio Banderas. Siendo directos, pues es una película que no decepciona si no se va al cine más que a echar unas risas y a pasar el rato. Puesto en la época, corresponde a ese subgénero denominado "capa y espada" ("Swashbuckling") pasado, como no, por el filtro "explosivista" de Jolibú. Es decir, mucha coreografía de espadas, mucho chiste entre cuchillada y cuchillada, pero con cuatro o cinco explosiones que, a mi modo de ver, resultan un poco forzadas.

El guión chirría. Alusiones claras a los caballeros templarios (caballeros de Aragón, para evitar entrar en el juego de "El código da Vinci") en California antes de que ese estado entrase en la Unión (¡!), trama un poquitín simple basada más que nada en la circunstancia de un Zorro con familia a la que no hace demasiado caso por su doble vida y final predecible y bastante facilón. Pero se perdona porque está rodado a un ritmo trepidante, con las escenas de acción muy bien elaboradas, coreografías de lucha bastante curradas y un par de golpes de risa, que no provocan una carcajada, pero si levantan una sonrisa.

Correcto Banderas, mal (para variar) su doblaje (La voz de Martin Lawrence en Bad Boys, por ejemplo), bastante creíble Catherine Zeta-Jones, que se lo ha debido pasar pipa haciendo el payaso en un par de escenas, malos de cómic, hiper esquemáticos (es decir, son malos porque es más guay y chulo y punto) y un pequeño niño haciendo de hijo del zorro con un par de escenas de lucha resueltas espectacularmente por la edad del mocoso. (En especial la del profesor)

Y banda sonora calcadita a la primera. Mucha guitarra, mucho aire flamenco, muy española... pero es estúpido pensar que en Jolibú nadie se baja del burro de que tierra mexicana es lo mismo que tierra española. Total, el idioma es el mismo... se dirán.

P.D.: Empiezo a entender qué es lo que se denomina "trabajo alimenticio". En mi caso, para pagarme el carnet de conducir. En el momento que lo tenga, les van a dar por saco con todo el equipo. Mañana lo cuento porque hoy estoy un poco bastante encabronao y no sería objetivo.