8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

lunes, diciembre 12, 2005

Etología Laboral

Bien, como un nuevo capítulo en nuestra serie sobre el ser humano y sus costumbres, vamos a estudiar la ecología y costumbres de nuestro protagonista en un entorno donde pasa gran parte de su tiempo sin que el lo quiera: El trabajo.

Vamos a ir presentando poco a poco a los elementos que conforman este universo fascinante, este microcosmos donde nuestro animal reacciona de diversas maneras:

Ente Invisibilus o Persona Muchapasta:(También conocido como Cliente Común o Empresa que Nos Contrata): No se le vé, pero está ahí. O por lo menos es lo que le cuentan a nuestro sujeto. El cliente ha dicho esto, esta empresa ha dicho cual, nosequien ha dicho esto.... pero misteriosamente el protagonista no llega a conocerle nunca, a pesar de que nuestro pizpireto animalete es el único que sabe cómo funciona todo, donde va cada cosa o mueve todo el barco.

Salarium de Mierdum:(También conocido como Cebo que recubre el Anzuelo o "La Excusa"): Restos y migajas del pastel principal y por tanto, prueba fehaciente de que el Cliente Común existe, porque si no, el esforzado roedor que nos ocupa no se explica porqué le pagan todos los meses. Y más importante... de donde sale dicho sueldo.

Tiranus Raposus: (Conocido también como Jefecillo Graciosillo-Cabroncete): Subclase de la especie principal denominada como Canis (O denominados como Jefe a secas). Esta variedad se distingue por su nulo o escaso interés por los desarrollos en activo, actuando más como comercial y relaciones públicas que como jefe en sí. Suele pasar la misma cantidad de tiempo en la oficina como fuera de ella. Pero como resulta que es el macho dominante en la escala de valores, si las cosas van mal, será el primero en empezar a acosar a nuestro objeto de estudio esperando que a este se le ocurra alguna idea brillante que acabe con el jefe tirado mirando su email y con nuestro amigo picando código, poniendo ladrillos o remando en la canoa. Suele soltar chascarrillos cuando está de buen humor, a los cuales hay que contestar debidamente para evitar el temido etiquetado de "rancio", "soso" o similares.

Tiranus Hijoputensis: (Conocido tambien como Jefecillo Axfisiante): La otra subclase de la especie Canis es lo que podría denominarse como "una almorrana en medio del culo": Siempre encima, con más o menos presión (en forma de constantes envíos de emilios) y de cuando en cuando le da por estallar. Y entonces nuestro animalito se pregunta que porqué no quemó dicha almorrana con un lanzallamas en cuanto tuvo oportunidad. Con similares o inferiores conocimientos técnicos que el Jefecillo Cabroncete, pero al final acaba repitiendo cual lorito cuatro ideas que se le han metido dentro de la cabeza y que no hay manera de demostrarle que están equivocadas.

Es interesante remarcar la inevitable dualidad de poli bueno-poli malo en este entorno ecológico mostrada entre los dos Tiranus. Mientras con uno se puede hablar de -casi- todo, el otro solo abre el hocico para criticar los esfuerzos de nuestro querido protagonista. Y si no es para criticarlos, para sacarle errores. Y si no es para eso, entonces es para buscar tres pies al gato, por supuesto, todo ello en contra de la opinión de nuestro animalito, que sabe donde se mueve y como viaja.

Compadrus Gráficus: (Conocido tambien como Compi Enrrollado) Llegamos ahora a la otra subespecie que está un paso por encima de nuestro animalito, pero solo porque lleva más tiempo y ya está resignado. Él intenta ayudar en todo lo que puede a nuestro entrañable roedor, pero todo lo que puede hasta no meterse en un marrón (Y hace bien)

Y por último, aquí, escondido tembloroso debajo de unas hojas secas, tenemos a nuestro acompañante de todo el documental de hoy: El Zoquetus Pardillus. (O sea. YO)

Sean buen@s, y si he conseguido arrancar una sonrisa, habrá valido la pena el sueño que estoy perdiendo.

P.D.: Suena Shout It Out Loud de Kiss.... ¿Me tendré que empezar a pintar la cara?