8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

sábado, febrero 25, 2006

Una de Cine: Crash

Uno lee la crítica de Iscariot y piensa que la peli puede ser buena. Y que, por una vez, hacer caso a otras personas puede estar bien. Pues Crash ha sido, con mucho, una de las mayores sorpresas que me he llevado en una sala de cine en bastante tiempo.

Una serie de duras historias (olvidarse de Que bello es vivir), con el racismo y las diferencias sociales en los yuesei como telón de fondo en cada una de ellas, en las cuales los elementos principales interactuan entre sí. Y de que manera. Está contada de modo que el personaje enrrolladete y majetón del principio ya no lo parece tanto, y el tipo hijolagranputa, al final -casi- resulta ser el más decente de todos.

Siempre se dice que en una peli coral no hay protagonistas, pero en este caso, la historia de Don Cheadle y la de Matt Dillon son el nexo de unión entre las restantes. Ojo, no estamos hablando de historias con fundido a negro tipo Tarantino, sino de escenas entrelazadas en las que elementos del inicio de la peli vuelven a aparecer al final, cuando ya nadie se acordaba de ellos. Igual el ritmo decae por momentos, pero a posteriori, uno lo agradece para pensar en lo siguiente que vendrá. Y la trama es una espiral hacia dentro del bien y del mal. Cuando piensas que ya nada puede ir a peor (o a mejor), ocurre algo que cambia por completo el panorama. Y así, la hora y media larga de metraje. Y lo he gozado.

Pelicula coral, hemos quedado: A los ya nombrados Don Cheadle y Matt Dillon (Algo pasa con Mary) hay que añadir a Brendan Fraser (La Momia), Thandie Newton (MI2), Sandra Bullock (Speed), Nona Gaye (Zee en Matrix Reloaded) y un montón de actores conocidos que aportan consistencia y realidad a la trama. Es imposible diferenciar a un extra de un protagonista porque no sabes con qué te vas a encontrar en el cuarto de hora siguiente. Pero el mejor, el que se sale por los cuatro costados, es el cerrajero mexicano (Michael Peña). A mi me convenció totalmente.

Y la banda sonora acompaña. Un par de raps (La acción discurre en Los Ángeles) cuando la historia se adentra en barrios negros e hispanos, un par de canciones a capella cuando hay momentos dramáticos y nada más estruendoso, acompañando sin más.

En fin, que maravilla de gasto de invitación. 8)