8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

martes, julio 11, 2006

Athletic-ismos....

Esta es la entrada que debería haber ido ayer. Y que por un casual, no me he puesto a escribir hasta ahora mismo.

A final de Liga escribí algo sobre mi Athletic Club. No me arrepiento de nada. Lo sigo manteniendo. Pero esta última semana (la primera de pretemporada) ha sido muy convulsa. Demasiado.

Somos diferentes. Estamos orgullosos de serlo. Invadidos, pero no conquistados. Dios hizo un equipo perfecto y a los demás los llenó de extranjeros. Pero el precio a pagar es que el equipo, el club, el entorno, TODOS proporcionamos y necesitamos una estabilidad para poder seguir paseando que con once personas de la región se puede competir de tu a tú con las mayores estrellas del panorama fútbolístico.

Pero la temporada pasada supuso un punto de inflexión. Decisiones erroneas, una gestión calamitosa y una salvación agónica. Salvación que fue debida a la actitud que Javier Clemente impuso desde un principio: Aguantarse los machos, defender cada balón como si fuese vuestra comida de mañana y vosotros a lo vuestro, que de la prensa me encargo yo.

No soy clementista. El suyo me parece un fútbol primitivo, basto, de supervivencia. Pero funcionó. Y dado que tenía firmado un contrato de dos años, es de justicia (la "palabra de vasco" a la que tanto alude Lamikiz) que los deba cumplir. Si no, ya sobrará tiempo para echarle. Pero en medio de la temporada. No en pretemporada. ¿Donde se ha visto eso?

Alucinante. Lo único que hizo el bueno de Javi fue rajar delante de los periodistas acerca de los fichajes que le habían traído. "Pido pan y me traen nocilla". Puta calle. Lo dice un alemán (no encuentro el enlace) hace tres años ("Es como competir con un 600 contra Ferraris") y todavia se le rie la gracia. Ya sé donde se ha visto esto: En los mejores tiempos del Atlético de Madrid. Donde Gil campaba a sus anchas en el cortijo que tenía montado en el Manzanares. Y ya sabemos que se pegó el añito en el infierno más largo que se haya visto (fueron dos). Con la salvedad de que dudo mucho que el Athletic pueda sobrevivir en segunda.

Pero hay una diferencia. Esto no es el cortijo donde un incompetente hace y deshace a su antojo. El Athletic pertenece a sus socios. Y cómo simpatizante (lo de socio me pilla 200.000 pesetas de las de antes más pobre) lanzo una petición a todos aquellos que puedan cambiar su dirección. Echen a Lamikiz. Mira que hemos tenido pifias monumentales (los 2.000 milones de pesetas por Ríos...) pero nunca se estuvo tan cerca de la fractura social. Lo de los pitos el último partido en San Mamés contra el Barcelona podría quedar en simple pataleta de crío.

En serio, por el bien de quienes sufrimos:

Lamikiz Kanpora!!

Addendum: Esta era más o menos la entrada que tenía rumiada desde el viernes pasado, cuando se supo la destitución de Clemente. Pero hoy en el curro, tras entrar un momento en el Correo Digital, me encuentro que Julen Guerrero anuncia su despedida del fútbol.

En pretemporada.

¿Casualidad?

Como bien dijo el Merovingio en Matrix, no existe la casualidad. Existe la causalidad. Causa - Efecto. Y el amplio refranero español tiene una máxima que ha cruzado cual rayo mi mente en cuanto he terminado de leer las declaraciones de Julen: (Sin ánimo de ofender, ni a Julen ni a nadie, vaya por delante):"Cuando el barco se hunde, las ratas huyen".

Eskerrik Asko, Julen. Eres más Athletic que todos los impresentables que están como directivos. Has hecho más Athletic de los que estos directivos podrán hacer nunca. Eres más del Athletic que todos quienes van de palco en palco poniendose hasta las trancas de jamón y cubatas en representación nuestra.

Pero este barco, o se endereza pronto, o se va a pique. Buenas noches.