8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

jueves, julio 13, 2006

Dos Cosas

Una: Cuando se produjo la noticia no dije nada, porque quería asegurarme de que realmente nuestros medios de comunicación valen poco. El martes se produjo un salvaje atentado en la India y hoy se sigue hablando de lo del cabezazo de Zidane. ¿Cual de las noticias ha tenido más calado? ¿Una agresión pública, basta, neanderthal o una agresión anónima, tecnológica y bastante más civilizada?

Qué poder dá el tener unas putas imágenes....

Dos: Pedro Martínez de la Rosa correrá el domingo el GP de Francia de F1. Desearle la mejor suerte, porque de su actuación dependerá su futuro la temporada que viene. No en McLaren, desde luego (hombre, si gana TODO lo que resta hasta final de campaña, fijo que se queda) pero sí con vistas a un posible fichaje por otro equipo.

No, no quiero ser agorero, pero el problema de McLaren es que es una escudería muy mediatizada por la prensa brítanica del motor. Que ya tiene nuevo héroe en la figura de Lewis Hamilton, protegido de Ron Dennis, patrón de la futura escudería de Fernando Alonso. Al cual, ya le han subido en el segundo de los McLaren para el año próximo, y bajarle ahora supondría un desaire a la todopoderosa prensa sensacionalista, que cargaría las tintas a partes iguales contra Ron Dennis y Pedro de la Rosa. ¿Otro español? Pero si hace 10 años lo más parecido que veían a un campeón fue a Carlos Sainz y su "tratadearrancarlo"...

Me cae bien el catalán. Mucho mejor -todo hay que decirlo- que Marc Gené, que lo tuvo todo medianamente fácil para ir progresando escalones dentro de las catergorías inferiores europeas. Pedro tuvo que emigrar a Japón, a correr la Formula 3 japonesa, donde arrasó. Nippon-Ichi, le llamaban. El Número Uno en Japón. Y esa competición no era de novatos precisamente.

Repsol llamó a su puerta para empezar un proyecto en la F1 con el equipo Arrows. Aquel fue el año desembarco de la publicidad española en la F1. (Una maldad: Si Timofónica y Repsol hubiesen ido de la mano a por UN solo equipo, otro gallo hubiese cantado. Pero como siempre entre españoles: Que si quiero el alerón trasero, pues yo todo el lateral y el coche pintado de naranja, que no, que si, que una mierda, pos a la mierda....) Allá fue. Primera carrera y primer punto con un coche bastante obsoleto para la época. Y abandonos. Muchos abandonos.

Pero algo debió hacer bien, porque cuando Arrows desapareció, Jaguar le llamó para completar un equipo bastante potente con Eddie Irvine. Allí siempre superó con creces a su compañero de equipo, hasta tal punto, que es cosa sabida que el irlandés nunca tragó a Pedro y que llegó a pagar a los mecánicos de Pedro para que le sabotearan el coche.

Estas circunstancias, y el que el equipo estuviese pésimamente dirigido por el ex-campeón Niki Lauda, a las que se sumaron una alarmante falta de competitividad del coche, forzaron a Pedro a tomar una puerta atrás para seguir vinculado a la alta competición: Probador de McLaren.

Y allí ha estado, trabajando enormemente para hacer que las flechas de plata fuesen lo más competitivas posibles, e incluso subiendose al coche en alguna carrera de grato recuerdo.

Así que Pedro, porque nadie te ha dado nada y mucho me temo que nadie te lo dará ahora, mucha suerte el fin de semana!!