8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

martes, septiembre 12, 2006

The Golden Boys

Vale, ahora que los ecos de la victoria del equipo español de baloncesto se han disipado (no hay nada como una jornada de Champions League y otra de Liga) me gustaría comentar, como practicante habitual y aficionadete, cuatro o cinco cosas que se me han pasado por la cabeza esta última semana:

Lo primero de todo: Felicitar a Pepu Hernández, seleccionador nacional, artífice de todo esto que podemos contar sea una realidad. Pero más allá de haber juntado a un grupo de jugadores (que también hay que decir que son excepcionales) está el hecho de que les ha inculcado tres ideas fundamentales: divertirse, correr y defender. Y en cualquier deporte de equipo (y me acuerdo del balompié patrio), con esas bases se llega muy alto. Vaya entonces también un enorme aplauso por un hombre que, pasando por una situación personal seria, supo dejarlo todo a un lado y hacer lo que más le gusta: Entrenar.

Sería injusto dar un nombre como señalado de entre todo este solidario equipo, pero me quedo con Pau Gasol. A pesar de que no jugase la final por lesión. Pero es que por fin en la selección nacional tenemos un hombre dentro capaz de jugar de espaldas contra el aro, de poner tapones, de girarse y atacar canasta, de soltar un ganchito.... y enchufarla. Siempre ha habido jugadores exteriores excelentes (Corbalán, Villacampa, Herreros, Epi, ... ) pero nunca ese cuatro-cinco resolutorio, con poder de reboteo e intimidación debajo de los tableros. Y ahora que lo tenemos, a ver lo que nos dura.

EE.UU., Grecia, Argentina y España fueron los equipos semifinalistas. Cualquiera de ellos hubiese podido ser el campeón. "Ala, ya está el cenizo" dirán algunos. Pues sintiendolo mucho, esta es la realidad. Teniendo en cuenta que si Grecia y EE.UU. juegan 10 veces, Grecia sólo gana una. Da la casualidad de que esa una fue la que valía, pero aquello fue algo más que un partido de baloncesto: A los helenos (al contrario que en la final) les entró todo. Y así, aunque juegue el Dream Team (o San Pedro) en su contra, no hay nada que rascar. En la otra semifinal, agónica, el pase a la final lo tuvo el último tiro de Nocioni. Que no entró. Pero.... ¿Y si llega a entrar? La suerte, que tantas veces en el pasado fue esquiva para la selección española, por una vez favorecía a los chicos de blanco. Y se pasó a la final. En la cual, una primera mitad en defensa para mostrar en las escuelas de baloncesto ("Así es como se defiende") fue un lastre muy pesado para los griegos, que no pudieron asomar la cabeza en ningún otro momento del partido.

EE.UU. De acuerdo. Son grandes, son negros y juegan muy bien .... a su baloncesto. Bajo reglas NBA. Nada de defensas en zona. Hombre a hombre en defensa. Bloqueos y pantallas para encontrar al tío que más solo esté para que este se la juegue en ataque. Y esto no es lo que se enseña en la escuela europea (defensa zonal, ataques estáticos eternos, pases, ... ) ¿Entonces porqué pierden? Dificil cuestión. A mi entender, en primer lugar, que no van los mejores. A un jugador la selección sólo le llama una vez en su carrera para jugar un torneo y su clasificación. Luego ya no va nunca más. ¿Qué es lo que pasa? Que junta tú una selección cuyo equipo titular sea Jason Kidd, Wade, Kobe Bryant, Chris Bosh y Shaq. Más cualquier suplente. Te digo yo quien gana. Pero de ese quinteto sólo han estado en Japón Wade y Bosh. Y por mucho Lebron James (por dios que chupón es) y demás relleno, esa gente no juega bien al baloncesto FIBA (el europeo). Lo que yo no entiendo es que si saben que pueden hacer el rídiculo (y ya no es novedad que EE.UU. no gane cualquier torneo) y no pueden llevar a los mejores, ¿porque no hacen una selección de los mejores jugadores americanos en el baloncesto europeo? Gente -por decir un cinco inicial- como Anthony Parker (Maccabi), Jacobsen (Tau), Marcus Brown(Unicaja), Richard Scott (Lagun Aro) y Demetrius Alexander (Caja San Fernando) Digo yo que así, por lo menos tendrán una oportunidad de jugar a lo mismo, y ganar, obviamente.

Ya acabo. ¿Las razones para triunfar de estos chicos? Todo el mundo las ha glosado. Humildad, entrega, sacrificio... pero a mi me llama la atención el hecho de que -quitando Gasol- nadie sea una super estrella, tipo futbolista-de-la-selección, que tiene la vida resuelta desde el momento en el que firma su primer contrato. Esta gente sabe lo que cuesta la vida fuera del hogar, nadie les ha dado nada y se lo pasan bien jugando (y ganando) a un deporte en segundo plano gracias a otros zoquetes que no han hecho nada, y que -me huelo- no harán demasiado en mucho tiempo. Si. Los de las pataditas al balón.

RA-TA-TA-TA-TA-TA!!! TRIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIPLE DE GARBAJOSA!!!!!
Andrés Montes. Locutor de la Sexta y crack. Por lo menos narrando basket.