8 Take Me Down To The Paradise City Where The Grass Is Green And The Girls Are Pretty 8

miércoles, septiembre 06, 2006

Una de Cine: Piratas del Caribe: El Cofre del Hombre Muerto

Pues si. aprovechando ciertas gestiones capitalinas que tuve que realizar, me metí a ver la nueva aventura del capitán Jack Sparrow y sus compinches. Vaya por delante mi aprobación total a la primera parte, cuya visualización es recomendable para tener en mente la situación y circunstancias de ciertos personajes, que, aún no siendo los protagonistas, tienen su cierto peso específico en ciertas partes de la trama.

Pero la película en sí es un mero ejercicio de fuegos artificiales. No cae hasta la categoría de cine palomitero (aunque lo pretende totalmente) pero no alcanza los niveles de acabado y corrección de la primera parte. Un guión de montaña rusa, con grandes altibajos en momentos concretos, no demasiado bien rematado, con demasiado abuso a recursos fáciles y pretendidamente cómicos (que funcionan en determinados momentos, no lo niego) pero es este abuso continuado lo que agota las iniciales ganas de pasarlo -por lo menos- tan bien como con la primera parte.

Quiero pensar que lo de que "segundas partes nunca fueron buenas -menos T2 y El Imperio Contraataca" - no deja de ser un tópico. Pero es que esta secuela no hace más que encumbrar la primera parte, que aún siendo discretita y correcta, volvió a poner una peli "de piratas" -el género swashbuckling o de capa y espada- en los primeros lugares de pelis taquilleras. La diferencia es que aquella tiene una estructura en la que los golpes y los diálogos no parecían forzados. Y en la que nos ocupa (el duelo a tres bandas, la persecución de los caníbales), lamentablemente, se ocupa demasiado metraje en meter elementos superfluos (el viaje de Elisabeth a Tortuga, el desarrollo de la trama no "sobrenatural" de las cartas de corsario y la Compañia de las Indias).

Y la pena es que no es culpa de los actores. Vale, reconozco que tengo debilidad por Keira Knightley. Culpable. Pero eso no quita para que el personaje de Elisabeth Swann sea menos trabajado. Lo mismo que Orlando Bloom y su Will Turner. Quizás lo que se ha intentado es dar más protagonismo a Johnny Deep, pero es que lo que en la primera parte era un personaje que hacía y soltaba pullas de un modo fluido, en esta segunda tiene cierto deje de borrachuzo colocado (igual es el doblaje, eh?) que va metiendo sus ya no tan ácidas respuestas a trompicones, sin enlazar una con otra.

Y es una pena, porque los secundarios (los digitales Davy Jones y Bill Turner, el duo cómico de piratas, Gibbs) cumplen con su trabajo. Pero no basta. Y ni siquiera la sorpresa final (predecible a toro pasado, tengo que añadir a mi pesar) no consigue elevar el tono medio de la acción. Pero deja bastante abierta la continuación, rodada a la vez que la peli que me ocupa (a lo Matrix) y que -ya por saber como termina la saga- iré a ver.

Y de l música, pues más de lo mismo. Es lo que tienen las secuelas, que en el apartado musical casi ya ni sorprenden: El tema principal (plagiado en mil partidos de fútbol y programas de supervivencia) sigue siendo el mismo y el tema de los "malos", aun siendo diferente, le quedan reminiscencias a la antigua.

Capitan Jack Sparrow: ¡Elizabeth! En este barco, o subis con traje o con nada. Creo que tengo "nada" en mi camarote....